viernes, 12 de octubre de 2007

Hoy el caos...

La soledad dura poco en el caos.
Porque apenas das un paso, tímidamente, apenas desenredas una madeja de brillantes pensamientos; tropiezas. Como ladrillos mal colocados en un apacible paseo marítimo, las juntas de lo que está bien o está mal sobresalen sin remedio. Y el equilibrio se fragiliza. Fuera la simetría.
Me da miedo hurgar. El ordenado esquema se perdió; no lo encuentro. De quién era esta cara, qué viví contigo, por qué se supone que no he de olvidarte. Y yo que sé.
¿Y si me da igual hoy, aunque mañana no lo soporte?
Como el ruido blanco de una emisora perdida, como el folio borratajeado que agoniza en la papelera. Como esa persiana que siempre olvidas bajar. Como todos alguna vez; hoy me rodea el caos.
Y se está bien a su lado. De momento no ahoga. Ya veremos.
Así que hoy no me siento albañil. Dejo la paleta y el cemento de lo correcto a un lado. Y me limito a soñar.

4 comentarios:

Mariano dijo...

En el caos muchas veces está la verdad. Lo único que hay que bucear para buscar entre el banco de peces y sacar con paciencia los que interesan.
Y soñar ya es la hostia, con perdón. El resto de las respuestas que no encuentres entre el caos, estarán en tus sueños.
Besitos/azos.

Alize dijo...

Tampoco me siento muy pescadora hoy, pero tienes razón.
Saco las redes, me siento en la barca y espero. Hay tantas olas que algo me traerán...
Besicos de limón

Caotica dijo...

Parece escrito para mí. Gracias por las palabras.

Alice Springs dijo...

De nada caótica. Siempre es un placer hacer vibrar a alguien con mis letras.
Besicos de limón