domingo, 24 de febrero de 2008

Soneto al miedo

Eres un mecanismo de defensa
paradójicamente al ataque;
buscando del silencio el almanaque.
... Hay quien por ti -por miedo- ya no piensa.

Vas por ahí glorioso cortando alas
usando tu oxidada y cruel navaja.
Metiendo sentimientos en sucias cajas,
y etiquetando; de buenas o de malas.

Te siento necesario y humano,
a veces útil; otras tan sólo desdén,
eterno y frío como el Verano.

Sólo quiero que sepas "que te den",
estoy harta -o no- de darte la mano.
Quiero, una noche, encontrar ya el Edén.

7 comentarios:

Belén dijo...

Oye, pues que si no te importa... me adopto este soneto para mi vale? ;)

besicos

Arwen dijo...

El miedo es lo que nos paraliza, y el peor de todo es el miedo al miedo... Sí, suéltale la mano rápido y corre, que no te atrape de nuevo.

Mariano Zurdo dijo...

Para mí, el mejor soneto que has escrito. ¡Artista!
Besitos/azos.

mgqeaol dijo...

Mejor no darle la mano al miedo, aunque a veces, es inevitable. Besitos

Alize dijo...

Belén: En absoluto; los sentimientos son universales :)
Arwen: Sí, pero es que el miedo es como un niño temeroso y se aferra con fuerza.
Mariano: ¿En serio? ¡Gracias!
Mgqeaol: Tan inevitable, sí.
Besicos de limón

Jause dijo...

Es bueno, pero no tanto como el naufrago, y me rindo a tus pies, porque he de reconocer que esta muy bien, espero que haya mas historias para que puedan ser narradas y esperadas con tanta ansia y "odio".

Besos

Alize dijo...

Gracias, Jause; a mí también me gustó tu vengatvo náufrago :P
Y habrá más, ¿o acaso lo dudas?
Un beso